Lunes, 09 Marzo 2015 13:22

Mi Mochila: Un paquete al estilo de Joven Club

Valora este artículo
(141 votos)

 

foto portada 43-408¿Qué es Mi Mochila? ¿Cuáles son sus contenidos y cómo se socializan? ¿Qué dice la gente sobre este cargamento? ¿Es verdad que se concibió para hacer frente al Paquete Semanal?

 

Hace tiempo que el Paquete semanal se incluye entre las preferencias de una buena parte de la población cubana, de las preocupaciones de otra y del debate de la sociedad en general pero no será él el punto de mira de estas líneas. Esta vez abordaremos en Soy Cuba un proyecto parecido aunque diferente y respaldado por la institucionalidad nacional.

Se trata de Mi Mochila, un producto cultural que reúne audiovisuales, multimedias, aplicaciones, libros, música, películas, cursos, videojuegos, muñequitos y entre otras muchas ofertas que —según planteó a JR Raúl Vantroi Navarro Martínez, director general de los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE)— es  «un paquete con un concepto más cultural, que no premia la chabacanería ni lo banal, sino que aporta conocimientos, y en lo formal tienen un atractivo muy esencial».

El proyecto, que todavía está en período de prueba, se ha convertido en una opción instructiva y de entretenimiento ansiosa de un puesto entre las preferencias de una población adaptada al estilo del otro cargamento, ese que pasa de una casa a otra gracias a unas redes y un nicho de mercado nacidos ambos de una cotidianidad desconectada de Internet.

Para indagar sobre Mi mochila, cómo se seleccionan sus contenidos, cuáles son sus mecanismos para la socialización de la información y la aceptación (o no) que posee por parte de los y las consumidoras, nuestro equipo conversó con Roxana López Velázquez, Ingeniera Informática y especialista principal de este proyecto.

 

— ¿Qué contiene Mi Mochila?

—El producto está conformado por varias sesiones y se ramifica en carpetas de Cine, Música, Literatura, Artes escénicas, Artes plásticas, Videojuegos, Informática, Deportes, Humor, Infantiles, Servicios, Educativos, Audiovisuales, etc... Tiene una  capacidad que oscila entre los 300 y los 350 GB.

«Cada una de las ramificaciones contiene materiales que responden a la categoría a la que pertenecen, como documentales, espectáculos, películas cubanas y extranjeras, noticieros, cortos, series, novelas, deportes en transmisión, muñequitos, manuales informáticos, softwares, antivirus, una serie de libros por autores (más otros que ofrecen el Instituto Cubano del libro y el Centro de Estudios Martianos). Los materiales Educativos por ejemplo, cuyo principal proveedor es la Industria del Software y las Tecnologías Educativas, incluyen las colecciones Navegante y Multisaberes, software educativos, cursos y una oferta musical actualizada gracias a la  EGREM.

«Mi Mochila es gratis. Pueden copiarla en los Joven Club de Computación de La Habana y las cabeceras provinciales, o llevarse de ella los contenidos que les interesen».

 

— ¿Estas instituciones deciden qué va y qué no?

— Cada proveedor se responsabiliza por un grupo de materiales. Joven Club, de conjunto con la Fundación Ludwing que nos presta asesoramiento, selecciona del total entregado los contenidos de cada edición privilegiando la producción nacional, porque uno de nuestros objetivos es ofrecer creaciones con calidad y defender nuestra identidad.

— ¿Por qué incluyen los programas de la televisión que aún se trasmiten?

—Lo que incluimos o no lo decide el ICRT como proveedor, pero nuestra intención es distribuirlo todo para que los usuarios lo lleven a casa y lo consuman cuando más les acomode, pues los horarios de muchos programas coinciden con las horas en que la gente está ocupada. También pretendemos que los filmes incluidos estén acompañados por  un comentario especializado.

— ¿Cómo hacen para promocionarse y distribuirse?

—En las sedes territoriales de los Joven Club donde está disponible el producto cultural hay pancartas y sueltos que contienen información sobre el proyecto. Allí se le da  divulgación de forma directa con los usuarios, aunque además se ha promocionado en algunos medios de comunicación nacionales. 

Sueltos que hay en los Joven Club donde está disponible el producto y que brinda información sobre los contenidos. Foto: Loraine Bosch Taquechel / Soy Cuba

¿Cuándo piensan extender esta oferta y qué mecanismos usarán?

— No se tiene una fecha prevista. Aún este es un proyecto nuevo y estamos en la fase de prueba, razón por la cual solo se ha extendido al Joven Club principal de los municipios cabecera de cada provincia. También trabajamos por llegar hasta al menos una instalación de este tipo en cada municipio de Cuba, una realidad que logramos en La Habana. En total Mi Mochila está en 35 instalaciones por todo el archipiélago.

— ¿Y por qué en tan pocas? ¿Es que están testeando aún el producto o no están creadas las condiciones a nivel nacional?

—Las dos cosas.

— Existe una pregunta presente en el debate público desde que se anunció el nacimiento de este proyecto: ¿Se concibió Mi Mochila para hacer frente al Paquete semanal?

—No. Siempre se asumió como una opción más para viabilizar el acceso de la familia cubana a contenidos intelectuales y de entretenimiento. Claro que antes de armar Mi Mochila la Fundación Ludwing colaboró con sus estudios sobre el Paquete como fenómeno cultural y sus resultados fueron el patrón para realizar nuestro producto. El Paquete, según las investigaciones de la Fundación, tiene por lo general una racha de contenidos audiovisuales de entretenimiento, algunos instructivos y muy buenos, pero son muy pocos los relacionados con personalidades o las distintas manifestaciones artísticas de la cultura cubana.

— ¿Qué competencia real puede hacerle Mi Mochila al Paquete Semanal y otras formas de distribución alternativas?

—El Paquete tiene su proceso muy bien definido, su personal y equipo de trabajo, conformado por quienes lo gestionan, lo empaquetan y lo distribuyen. Se mueve por una red que corre fácil e incluyen entre sus propuestas muchos contenidos pirateados. Competencia siempre habrá, sobre todo en cuanto al servicio, pero Mi Mochila no busca competir sino prestar un servicio más aunque de manera gratuita. Son dos alternativas que coexisten y las personas tienen la posibilidad de escoger a uno, o a ambos.

—Si uno de los atractivos del Paquete es su renovación semanal, ¿qué tiene de seductor Mi Mochila, además de su gratuidad, si tenemos en cuenta que sale cada 15 días?

—Materiales de calidad e instrucción de difícil adquisición. 

—Hasta ahora, ¿qué elementos atentan contra la producción, distribución y consumo de este proyecto?

—Estamos en una fase de maduración pero nos ha faltado sinergia y compromiso por parte de las instituciones. También falta personal capacitado porque aquí todos somos informáticos trabajando por crear un producto cultural, de ahí la fuerza de los proveedores, y nos afecta el equipamiento tecnológico.

— ¿Cuántas ediciones tiene ya Mi Mochila?

— Estamos realizando la número 15. Las primeras nueve privilegiaban mucho lo intelectual, por lo que intentamos ahora darle fuerza al entretenimiento. Buscamos un equilibrio.

- See more at: http://www.soycuba.cu/noticia/mi-mochila-un-paquete-al-estilo-de-joven-club#sthash.0TMAi4yt.dpuf

Leer 11059 veces