¿Hay diferencias entre los formatos JPG y JPEG?

Publicado por Joven Club en

Cada formato de imagen suele lanzarse para conseguir que se diferencia de los anteriores, aunque sea en una mínima razón. Pues bien, en el caso que hoy nos ocupa, lo cierto es que JPG y JPEG es de esos casos donde la confusión ha ganado muchos enteros frente a la realidad.

Es difícil que los formatos de imagen que hay hoy en día sean iguales, pero sí que es verdad que muchos tienes sus igualdades, mucho más cercanas que las diferencias en las que realmente se pueden considerar como distintos.

Ejemplo de ello son los formatos JIF, JPEG y JPG, tipos que prácticamente hablan de lo mismo, pero que, sin embargo, sí que tienen algunas diferencias, muchas de ellas marcadas por los tiempos, situaciones en que fueron lanzados y la confusión creada en torno a ellos.

Los formatos de archivo siempre se van creando para resolver situaciones en las que el usuario podría estar envuelto, aunque en los últimos años ha habido más acercamiento a nuevos archivos a nivel más interno de software o de redes, que realmente a lo que pudiera utilizar un usuario en un momento dado.

Qué es exactamente JPEG?

JPEG significa Joint Photographic Experts Group, un nombre puesto por el subcomité que ayudó a crear el estándar JPEG Interchange Formateto (JIF), un formato obsoleto hoy en día.

e publicó por primera vez en 1992 por la Organización Internacional de Normalización (ISO).

En el formato JPEG estamos hablando de imágenes ráster fijas de 24 bits, con ocho bits en cada canal del modelo de color RGB. 

Esto significa que no tiene espacio para tener un canal alfa, lo que provoca que no puede tener transparencias pese a admitir 16 millones de colores, algo que si pueden hacer los archivos PNG.

En el momento que guardamos un archivo JPEG, algunos datos que contiene la imagen se descartan, algo que se conoce como compresión de pérdida

Esto provoca que las imágenes ocupen menos almacenamiento y sin perder prácticamente calidad en la imagen, si lo compramos con los BMP, muchísimo más voluminosos y sin ninguna ganancia en el archivo.

El sistema de compresión de las imágenes de este tipo, denominado DCT, fue algo que llevó a cabo por primera vez el ingeniero Nasir Ahmed en 1972.

¿Pero qué es exactamente un JIF?

El JIF es el predecesor del JPEG, que ha desaparecido principalmente por tener limitaciones que hoy en día serían impensables. 

Es decir, había problemas serios en el color y el aspecto de este entre codificadores y descodificadores. Algo así como que, al sacar unas fotos, cuando se iba a leer el color no tenía nada que ver, incluso con el mismo descodificador.

Este problema se resolvió con la llegada de nuevas normas internas en los archivos JPEG (JFIF), el formato de archivo de imagen intercambiable (Exif) y los perfiles de color ICC. Así se solucionócualquier atisbo de problemática.

Con el paso de los años el formato JPEG (JFIF) se ha convertido en el más popular entre todos los que almacenan, modifican o transmiten imágenes, mientras que, en las cámaras digitales y dispositivos de ese tipo, como los smartphones, el preferido es JPEG (Exif).

También existió JPEG 2000

En el año 2000 los mismos creadores del JPEG lanzaron un nuevo formato llamado JPEG 2000 (JPG2 o JPF), cuya función era la de sustituir al JPEG, pero no lo logró por una falta apabullante de popularidad. 

La gente aún seguía usando el formato antiguo, aunque en ciertas ocasiones el nuevo era capaz de mostrar imágenes con más resolución y de mejor calidad.

El fracaso, vino de la mano de la incompatibilidad con el viejo formato JPEG, puesto que, al ser un código completamente nuevo, no consideraron que ambos formatos coexistieran y pudieran interactuar.

A eso se le unió que el JPEG 2000 requería bastante más memoria para funcionar, algo que hoy en día sería una quimera, sin embargo, que en aquel momento suponía un incordio más, puesto que la memoria promedio era de 64 MB.

Ahora sería el mejor momento para utilizar este JPG2, puesto que con las potencias de los ordenadores no tendríamos ni el más mínimo problema, pero con lo extendido que está el JPEG, es difícil que un formato que no es compatible pueda hacerse un hueco entre los más utilizados.

JPEG vs. JPG

La verdad es que no tenemos por qué enfrentarlos, ya que hablamos de los mismo. Si recordáis al principio del artículo hablamos de que el JPEG, JPG y JIF eran sistemas que tenían unas diferencias ínfimas, pues eso es lo que le ocurre al JPEG y al JPG.

Cuando apareció Windows y sobre todo los sistemas de archivos de MS-DOS 8.3, no se podían nombrar las extensiones de archivos con más de 3 caracteres, algo que nunca ocurrió en Linux y Mac.

Entonces desde JPEG decidieron acortar el apellido y que así poder funcionar en el sistema de Microsoft sin problemas.

Hubo programas que en un principio llevaban al usuario al error, puesto que nombraban el JPEG y JPG como formatos separados, dependiendo de las operaciones que tuvieras que hacer con el archivo de imagen. 

Pero realmente estábamos hablando de lo mismo, recortado en su apellido para poder funcionar donde solo se podían leer esos tres caracteres.

El problema es que esa confusión se ha ido heredando a lo largo de los años hasta nuestros días, considerando mucha gente que hablamos de archivos distintos con distintas capacidades, cuando no es cierto. 

Es tal la confusión que sigue habiendo programas que los coloca en lugares diferentes, heredando lo que ocurría hace años, permitiendo que mucha gente siga considerándolos diferentes y dudando muchas de cuál de los dos es, digamos, el bueno.

A pesar de lo que ha ocurrido durante años con los JPEG y JPG, debemos dejar claro que ambos son el mismo formato de archivo, con las mismas características y el mismo funcionamiento, salvo porque se puede apellidar de dos maneras diferentes.

Es indistinto cuál de los dos utilices para guardar tu imagen, no habría problema con ninguno, por lo que en ese sentido puedes estar tranquilo, además de poder utilizar cualquiera de los dos indistintamente.


2 comentarios

Mary Alcantar · 4 abril, 2022 a las 10:14 am

Quero abrir un nuevo wasap tener 2 álabes con diferente numero

    Joven Club · 7 abril, 2022 a las 9:08 am

    Tener dos cuentas de WhatsApp en un mismo teléfono móvil Android o iOS es posible. Para ello, tu terminal debe ser un teléfono con compatibilidad Dual SIM, es decir, que al permitirte tener dos número en él, podrías tener dos cuentas de WhatsApp.
    Para poder emplear WhatsApp con dos números, además de que el teléfono sea Dual SIM, tendremos que duplicar la aplicación. Para eso podemos usar una app específica o, dependiendo de nuestro teléfono móvil, contaremos con una app ya preinstalada que nos ayude en esto, como te vamos a contar:
    Una app que permite clonar aplicaciones es Parallel Space, que es gratuita y muy sencilla de utilizar. Si la instalamos en en teléfono móvil, nos permitirá crear un clon de WhatsApp y así asociar un número de teléfono distinto a cada una de las dos apps de WhatsApp. Así podremos emplearlas en el mismo teléfono.
    Parallel Space puede crear un clon de cualquier otra aplicación en la que quieras tener dos cuentas en un mismo teléfono con números distintos. Por ejemplo, imagina que quisieras tener dos cuentas de Telegram, en tu teléfono Dual SIM, pues podrías con ella.
    Aunque es una opción muy buena y sencilla, antes de instalar Parallel Space comprueba si tu teléfono móvil tiene aplicación específica para duplicar apps. Por ejemplo, Samsung se encuentra la app Mensajería Dual, en Xiaomi se llama Aplicaciones Duales y en Huawei y Honor existe la app Gemela. Estas precisamente permiten realizar clonado de apps y están pensada para los teléfonos duales. Si el tuyo es Dual SIM y de alguna de estas marcas, posiblemente la tengas ya preinstalada en tu teléfono móvil.

Los comentarios están cerrados.

Ir al contenido