Robots invaden Joven Club de Arroyo Naranjo

Publicado por Joven Club en

Tomado de Tribuna de La Habana

 

Temprano en la mañana comenzaron los robots a asomar sus rostros, a tomar posiciones estratégicas en el portal del Joven Club de Computación e Informática Arroyo Naranjo número 1, de Víbora Park. Dentro de la instalación, otro grupo de robots se encontraba apostado, a la espera de sus creadores y cuantos visitantes llegasen para “decirles” que, desde ese mismo momento, ese sería el cuartel general de su “invasión” hacia el corazón de los niños, niñas y adolescentes de toda la ciudad.

Este 4 de abril de 2022, fecha en que el mundo conmemora el Día Internacional de las niñas en las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), un grupo de pequeños amantes de la robótica vieron cómo sus sueños de crear “vida” tomaban una nueva dimensión al ser inaugurada, en ese Joven Club de la ciudad, un aula de robótica.

A partir del financiamiento otorgado por la UNESCO, que permitió la adquisición del kit de robótica educativa para incrementar el desarrollo de los talleres y el aprendizaje de niños y jóvenes, se pudo concretar la creación de esta primera aula de robótica en un Joven Club.

Todo ello estuvo dado, explicó Yeima Mena, subdirectora de Comunicación de Joven Club de Computación de La Habana, “en el empeño por consolidar el proceso de informatización y de contribuir al desarrollo de una cultura tecnológica diferente, puesta a disposición de las nuevas generaciones”.

“Joven Club Habana -agregó Yeima- mediante el Proyecto Comunitario Informatizando, que arribó a su primer aniversario, ha logrado incentivar en los niños que lo integran interés por la robótica y, al mismo tiempo, han desarrollado nuevas habilidad y hoy ya son capaces de desarrollar sus propios proyectos”.

En medio de muñecas que hablan cuando se les toca, alertando sobre la necesidad de mantener el distanciamiento en estos tiempos de pandemia; robots capaces de moverse por mandos a distancias, y otros que siguen, o se alejan de una persona, según la dirección que esta lleve, se entregaron los premios de la segunda edición de robótica comunitaria online, los cuales quedaron en poder de Lisandra Estada Cruz, ganadora del segundo lugar, a quien le entregó el premio el director general de Joven Club, Pablo Julio Pla.

La viceministra de Comunicaciones, Grisel Reyes León, entregó a Abel Rabajo García el premio al primer lugar, en la categoría de circuito con APP Inventor. Brianna Bárbara Alfonso Roque, con “Mi muñeca y el internet de las cosas”, se hizo acreedora del Gran Premio, el cual recibió de manos de la viceministra de Comunicaciones Ana Julia Marine López.

En la jornada, donde estuvieron presentes Ailyn Febles, presidenta de la Unión de Informáticos de Cuba, y representantes de la UNICEF, se reconoció el quehacer del Proyecto Informática Valle por el apoyo brindado, sin el cual nada de lo hecho hubiese sido posible.

Pero más allá de los premios entregados, la principal ganancia, en opinión de este reportero, se encontró en motivar a otros niños allí reunidos, a acercarlos a un mundo tan fascinante como es el de la robótica y la informática, y el llamado realizado para seguir construyendo una sociedad más inclusiva, donde las niñas y los niños convivan en igualdad de derechos.

Al respecto, la viceministra Grisel Reyes destacó la importancia de realizar esa actividad y comentó a las pequeñas allí reunidas que en el artículo cinco, del Código de las Familias, se estable el derecho a un entorno digital pleno, para los niños y las niñas, sin violencia y sin discriminación, tras lo cual llamó a buscar un equilibrio en la participación de niños y niñas, pues al momento de inaugurarse el aula de robótica, solamente había un varón.

 

Ir al contenido