Realidad de un sueño

Publicado por Joven Club en

Con la misión de propiciar conocimientos y servicios relacionados con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, la Computadora de la Familia Cubana en la  provincia de Guantánamo mantiene un papel activo, creativo; motivando a todos los sectores sociales en la inserción de cursos, talleres, charlas que permiten enfrentar los nuevos retos de la vida, ejemplo de esto está en la atención a discapacitados, contando con un importante espacio de superación para varios de ellos como es  el trabajo realizado con el joven Dariel, débil visual severo, que desde niño siente interés por los juegos, películas y series.

Se trabaja con él motivándolo e incentivándolo a una mejor  preparación, insertándolo a diferentes cursos donde le permiten identificar los elementos en el celular, realizar diferentes operaciones de pago con Transfermóvil, entre otras.

Esto le permite al joven sentirse útil, y así se impone una labor más intensa para que se conozcan y reconozcan sus bondades, empeños y luchas en pos de la inserción social en su comunidad.

Dariel refiere que recorrer cada martes 17 kilómetros vale la pena; su rostro muestra alegría y satisfacción al lograr la recarga de su cuenta de Joven Club con total independencia, afirma tiene capacidad para memorizar y aprender muchos contenidos, considera estar listo para enfrentar otros pagos de la electricidad, el teléfono, en su comunidad sin el apoyo del instructor. En la práctica del curso ganó en seguridad de sus potencialidades y nuevos empeños.

Afirma que aún quedan muchos sueños por cumplir: cantar en el coro comunitario, buscar en internet cómo aprender a tocar piano y seguir estudiando porque ya sabe jugar.  El trabajo que realizamos en Joven Club es algo que nos emociona más cada día por seguir adelante en el empeño.

Ir al contenido