Joven Club participa dentro del proyecto “Aprendiendo a crecer” en el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Publicado por Joven Club en

Cada 2 de abril se celebra el “Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo” y en Cuba se realizan diversas actividades en alusión a la fecha. El Autismo es una discapacidad permanente del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de edad y se caracteriza por el aislamiento, problemas cognitivos, comunicativos, sociales y del comportamiento; de ahí que el color representativo sea el azul, según la Campaña Light Up Blue. El mismo, representa lo que viven a diario las personas con este trastorno y sus familiares. Este color tiene la peculiaridad de brillar tanto como el mar en un día de verano y “otras veces se oscurece como un mar en tempestad”.

Y si de ser empáticos se trata y dar amor a quienes lo merecen, en la Plaza de los Trabajadores de la ciudad agramontina tuvo lugar este sábado 2 de abril, el inicio de una caravana donde se desplegó primeramente un Telón Azul y se leyeron algunos mensajes de concienciación, para dar salida posteriormente a dicha caravana cuyo destino final sería El Bosque Tecnológico de Joven Club Camagüey.

Una de las principales tareas de Joven Club en el país es precisamente realizar actividades sociales que incluyan, dentro del trabajo de informatizar a la sociedad, no solo a personas aptas física y mentalmente, sino también a aquellas que, por diversas razones, están limitadas.

Mayelín Hernández, coordinadora del Proyecto “Aprendiendo a crecer” y que este año celebra el día del autismo bajo el lema “Nadie es como tú”, expresó el agradecimiento a los trabajadores de la entidad que acogieron por vez primera a estos niños y familiares. Comentó que fue una experiencia maravillosa pues el Bosque cuenta con varias áreas de esparcimiento donde todos pudieron compartir y recrearse. Dentro del cronograma de actividades, los niños pudieron sentarse en las Pc del aula de computación e interactuar con esta realizando diversas actividades, también compartieron en el aula de robótica en la que observaron a los Robots Tobbie y Explorer Kit y, por último, jugaron entre ellos montando maquinitas en el patio sintiéndose los choferes protagonistas. No faltó dentro de la recreación, la música infantil y el servicio gastronómico, prestaciones que corrieron también por la entidad y de la que todos los presentes estuvieron agradecidos.

Sin dudas, fue una experiencia novedosa para la entidad, para los niños y sus familiares que acudieron a la cita viniendo desde diversos lugares de la ciudad y que según su coordinadora Mayelín Hernández, ya Joven Club es parte de esta Gran Familia Azul.

Ir al contenido