Firma del Código de Ética por parte de los cuadros y reservas del Palacio Central de la Computación

Publicado por Joven Club en

Presidido por Danays Moreno, Directora del Palacio Central de la Computación, este 8 de octubre se realizó en acto solemne la firma del Código de Ética de los cuadros y reservas de la instalación. La jornada se dedicó a homenajear el Aniversario 53 de la caída en combate de Ernesto Guevara, como fiel compromiso con nuestro legado histórico. El Código de Ética de los Cuadros del Estado cubano contienen en sus fundamentos el ideario martiano. El Che, describió con claridad las características de estos dirigentes cuando expresó: «… un individuo que ha alcanzado el suficiente desarrollo político como para poder interpretar las grandes directivas emanadas del poder central, hacerlas suyas y transmitirlas como orientación a la masa, percibiendo además las manifestaciones que ésta haga de sus deseos y sus motivaciones más íntimas (…) Es, además, un individuo con capacidad de análisis propio, lo que le permite tomar las decisiones necesarias y practicar la iniciativa creadora de modo que no choque con la disciplina. El cuadro, pues, es un creador, es un dirigente de alta estatura, un técnico de buen nivel político que puede, razonando dialécticamente, llevar adelante su sector de producción o desarrollar a la masa desde su puesto político de dirección.”
En el decreto Ley 196/99, capítulo III de la ética de Cuadros establece en el artículo 37: Los que representan a nuestro pueblo en los diferentes niveles de dirección y ostentan funciones estatales y gubernamentales, deben regir su actuación, tanto en el desempeño del cargo, como en la vida personal, acorde a los principios contenidos en el Código de Ética de los Cuadros del Estado cubano. La labor de los Cuadros de Dirección del Palacio, debido a sus funciones, demanda de altos valores morales, profunda sensibilidad, discreción y un claro sentido del deber. La firma del Código de Ética es el documento que recoge los valores y principios que la Revolución declara como ineludibles para todo el que cumple la enorme responsabilidad de dirigir. Con la firma del mismo, se ratifica el compromiso de cumplir los preceptos que allí se declaran. Conscientes de que la Patria y la responsabilidad que cada uno asume hoy no serán nunca triunfo, sino deber, en aras de hacer siempre lo útil pues es esa nuestra razón de ser como cuadros de Joven Club.

0 commentarios

Deja una respuesta