El papel de las impresoras 3D en la crisis del Covid-19

Publicado por Joven Club en

Las impresoras 3D suponen una alternativa tecnológica que se está usando con éxito para darle una respuesta rápida y efectiva a la necesidad de fabricar material sanitario y de protección para los centros de salud. Los profesionales de la sanidad juegan un rol determinante a la hora de reducir el impacto del coronavirus en España y deben estar bien equipados para continuar luchando.

¿Cómo se está usando la fabricación aditiva en la crisis del coronavirus?

La fabricación aditiva forma parte de las soluciones emergentes que aporta la industria 3D ante la expansión del Covid-19. Así, varias empresas vinculadas al sector han pasado a desarrollar proyectos solidarios, en los que trabajan de manera conjunta con las autoridades sanitarias. El propósito principal es fabricar dispositivos médicos, utensilios o materiales que son extremadamente necesarios para garantizar la protección de las personas ante la actual pandemia.

Ya sea desde sus propias casas o directamente en los hospitales y centros médicos, los trabajadores de empresas del sector 3D se están encargando de la fabricación de materiales para el personal médico, los pacientes y las personas sanas (con excelentes resultados, cabe añadir).

Se trata de una vía de respuesta rápida ante la crisis de suministros. Entre los productos sanitarios que actualmente se están produciendo con impresoras 3D están las máscaras, las gafas de protección o las pantallas, entre otros implementos protectores.

Por otro lado, parte de los profesionales de este industria no solo se están encargando de las acciones propias de la fabricación aditiva, sino que, en algunas instituciones de salud, son los responsables de instalar y configurar los equipos, así como de asesorar sobre uso de las impresoras 3D en general.

Lo cierto es que la impresión 3D está siendo un potente soporte en la lucha para controlar el virus. Se podría decir que se ha creado una sinergia total entre los profesionales de ambos sectores: la salud y la industria 3D. Además del trabajo presencial en equipo, se están potenciando las formaciones en línea y el desarrollo de webinars para un mejor aprovechamiento conjunto de la tecnología de impresión 3D.

En estos momentos de crisis, es muy beneficioso este acercamiento digital entre los especialistas ligados a la rama de la fabricación aditiva con sus usuarios. Las acciones que se están realizando constituyen un ejemplo de la democratización de los beneficios que reporta la impresión 3D.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que, debido a las circunstancias actuales propiciadas por el Covid-19, las empresas del sector se han visto en la necesidad de adaptar o reajustar el modelo de su cadena de suministro hacia el ámbito local. De este modo, muchos especialistas afirman que la producción dentro de la industria 3D adquirirá más valor en los próximos meses.

En suma, las impresoras 3D son un potente medio que los profesionales de esta industria ponen a disposición de los hospitales y los centros médicos. Con estos dispositivos es posible producir diversos componentes o materiales sanitarios que resultan imprescindibles para seguir luchando contra el coronavirus. Animamos a seguir la actualidad de este y otros asuntos tecnológicos en esta página web.


0 commentarios

Deja un comentario