¿Cómo influye la industria 4.0 en la biotecnología cubana?

Publicado por Joven Club en

Tomado de Tribuna de La Habana

Proveer a los científicos cubanos de herramientas que agilicen el proceso de investigación, con la requerida integridad de los datos, es el propósito de los especialistas de la Empresa de Tecnología de la Información (ETI), quienes lo llevan a cabo mediante las tecnologías de la industria 4.0.

Raúl de la Nuez Morales, director general de esa empresa perteneciente al Grupo Empresarial BioCubaFarma, expresó que la industria 4.0 no es más que la digitalización de los procesos industriales, y en el sector biofarmacéutico trabajan en varios paradigmas y tecnologías emergentes.

Señaló que han podido incursionar en lo relacionado con la computación en la nube, a partir de la infraestructura que posee ETI y los servicios que brindan, para que las empresas gestionen sus datos utilizando las capacidades de procesamiento, almacenamiento y memoria de la institución.

También, agregó, proporcionan sistemas de computación de alto rendimiento, pues diseñaron y pusieron en funcionamiento un clúster para el alto procesamiento de datos, la modelación y el paralelismo computacional.

Al referirse al clúster puntualizó que es fruto de la colaboración entre la institución, la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas y la Universidad de Gante, en Bélgica, y posibilitó aumentar la capacidad de procesamiento, almacenamiento y de red en más de un 40 por ciento, lo cual la convierte en la infraestructura con mayor capacidad en el país.

En ese sentido, De la Nuez Morales precisó que los grandes centros de investigación de BioCubaFarma requieren de capacidades de modelación computacional para agilizar los procesos de investigación.

El director general de ETI dijo que otra de las tecnologías emergentes de la industria 4.0 son las impresiones en tres dimensiones, y el Centro de Neurociencias de Cuba las ha implementado en la fabricación de partes y piezas para equipos médicos, entre ellos, los ventiladores pulmonares que desarrollan.

Mencionó que el Centro de InmunoEnsayo ha tratado temas de robótica asociado a las tecnologías Suma, y en cuanto a ciberseguridad, otra de las prioridades, ETI tiene una división encargada de este tema y su sistema está certificado por el Ministerio de Comunicaciones.

La empresa, además, trabaja en la digitalización de los procesos de BioCubaFarma para que los especialistas puedan tomar decisiones con los datos en tiempo real, acotó.

Ir al contenido