Juventud comprometida y de victorias

Publicado por Joven Club en

Mensaje del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas por el 4 de Abril

Queridos niños, adolescentes y jóvenes:

Pasan los años. Vientos de todas partes intentan amenazar un proyecto de país, pero apenas se mueven las hojas. Las raíces crecen y se fortalecen. Una certeza no cambia: los más nuevos, los jóvenes, estamos presentes al llamado de la Revolución. Con la manga al codo, ayudando a levantar una nación porque, como afirmó Fidel en aquel abril fundacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), creer en nosotros es ver, además de entusiasmo, capacidad; además de energía, responsabilidad; y además de juventud, pureza, heroísmo, carácter, voluntad y amor a la Patria.

Esos son los sentimientos que nos unen, los que nos han llevado a cada rincón de nuestra Cuba Viva en un año de batalla por la vida. Han sido también 12 meses de condiciones excepcionales en nuestra economía, pero estuvimos allí donde nos solicitaron. Hemos ido, además, a muchos otros sitios sin que nos lo hayan pedido.

«Este es nuestro Moncada», dijimos y lo asumimos. Ahí está el aplauso de nuestro pueblo que siente orgullo y confía en sus hijos más jóvenes, en su talento, en su capacidad de crear y de alzarse con la virtud por sobre el desaliento o el egoísmo.

Hoy estamos visitando a personas vulnerables, en pesquisas, en zona roja, centros de aislamiento, vacunatorios, en la producción de alimentos.… Los más pequeños, que integran la Organización de Pioneros José Martí, con inmenso orgullo y compromiso, llegan a sus 60 años anudando sueños, ellos han dedicado este tiempo a estudiar, aprender y mantener vital su organización, unas veces en el aula, otras en familia.

Y ahora, ¿qué necesitamos? Dar más pasos al frente. La Estrategia económica y social llama a los cambios y al trabajo para seguir construyendo un país con todos y para el bien de todos. ¿Cómo? El Presidente ha llamado a trabajar mejor y a usar la ciencia. Esa que nos salva y nos está sacando de esta pandemia. Si fuimos capaces de lo imposible cuando un virus casi desconocido transformó nuestra realidad, podemos hacerlo con otros cientos de retos.

Por eso, en este abril de juventud, de victorias, de reafirmación de ideas y principios, nos sentimos extraordinariamente felices y, sobre todo, muy comprometidos. Una fecha tan entrañable como esta es excelente ocasión para que cada niño, adolescente y joven reflexione sobre cuánto más puede y debe hacer por la Revolución, que es de todos.

¿Un mensaje? Aprovechar cada minuto. Perderlo sería un crimen. Los jóvenes tenemos que estudiar y trabajar con mucho amor, ser útiles, cultivar los valores que hacen grande a nuestro pueblo. No podemos dejar el menor espacio a los que apuestan por desunir y quebrar la historia. Debemos asegurar para nuestros hijos y los que están por venir el privilegio de vivir en un país justo.

«Tú eres el presente» no es solo una consigna. Somos una juventud diversa, espontánea, divertida y consecuente con nuestro tiempo. Si cuando apenas la Revolución comenzaba a iluminar el camino, nacían junto a ella las organizaciones que agrupan a pioneros y jóvenes comunistas; ahora que las circunstancias nos retan somos nosotros quienes tenemos que conducirla hacia el mañana.

Texto tomado de Juventud Rebelde