Jueves, 15 Noviembre 2018 20:01

Joven Club desarrolla programa de infoalfabetización en zonas de difícil acceso

Valora este artículo
(0 votos)

 

LogonuevoAntonio Méndez nunca imaginó que a sus 75 años volvería a vivir otra campaña de alfabetización como aquella que iluminó a toda Cuba en 1961. Entonces tenía 17 años y nunca ha olvidado el nombre de aquel que fuera su primer maestro:

“Cuando me dieron una cartilla de aquellas que decían Venceremos, yo decía ¿por qué y cómo yo me las arreglo para aprender a leer y a escribir en esa cartilla? Pero el profe me dijo: Usted aprende, aunque esté un poquito mayorcito. Y con el interés que le puse, en menos de tres meses yo ya sabía leer y escribir en una cartilla Venceremos, y ahora en menos de tres días he logrado aprender el manejo de esos equipos tan importantes”.

Él es el más longevo de los que celebran la tercera graduación del programa de infoalfabetización, desarrollado por los Joven Club de Computación y Electrónica en comunidades de difícil acceso en Santiago de Cuba.

En apenas cuatro días, instructores santiagueros llevaron la luz de la verdad hasta La Magdalena, una comunidad eminentemente agrícola en los límites del municipio Guamá, a más de 140 kilómetros de la cabecera provincial.

Antes solo había una computadora en la escuelita multígrado y las posibilidades de interactuar con la tecnología eran mínimas. Es por ello que se inauguró una Sala Polifuncional, equipada con una veintena de dispositivos tecnológicos como laptops, tablets y teléfonos celulares.

Guamenses de todas las edades abren una brecha en esta zona de silencio y se entregan a la curiosidad y lo novedoso. Antonio nos cuenta su experiencia:

“Aprendí a abrir y cerrar el equipo, aprendí a tirar fotos, cosa que yo no pensé nunca y aprendí el manejo completo de todo ese sistema. Es una cosa admirable –confiesa Antonio. Porque nosotros nos paramos en los lugares donde están los niños y, desde ahí, valoramos su aprendizaje, su interés, su capacidad”.

Así lo confirma Giandris Domínguez, un pequeño infoalfabetizado:

“Ahora yo voy a enseñar a mis amiguitos a andar en los tablets, a buscar los juegos”.

Desde otras comunidades aledañas como Los Ciruelos, a más de un kilómetro de distancia, también llegan pequeños como Lilieth Lara, seducidos por las infinitas posibilidades de la tecnología.

“Yo me imaginaba esta campaña en la Sala de Televisión de mi comunidad y a veces se me hace difícil venir por las tareas de la escuela o la lluvia; pero he conocido a muchos amigos y he aprendido a andar en el mouse”.

Para los infoalfabetizadores ha sido también una experiencia singular, cargada de anécdotas memorables. Incluso pequeños talentos del proyecto Cuba Soy se suman a esta cruzada del conocimiento:

“Y nos vamos muy contentos -afirma Yanet Martín, Especialista General de Comunicación Institucional de Joven Club en la provincia-, no solo por la aceptación y la buena disposición de todos los pobladores en aprender lo que le queríamos enseñar, sino también en cuanto a la atención, el amor. Su apoyo fue fundamental para que saliera todo, lo mismo la infoalfabetización que llevamos hasta las escuelas y los lugares intrincados, como también la graduación. Es decir, todas las actividades que traía consigo esta campaña, han sido logradas gracias a la colaboración de los pobladores. Sin ellos hubiera sido imposible”.

Otras comunidades intrincadas de la provincia como Los Negros, en Contramaestre, Los Reynaldo, en Songo-La Maya o Matías en III Frente, recibirán también este programa que se inserta en los planes de informatización del país.

Mientras, en La Magdalena, estos pioneros de la tecnología, multiplicarán sus saberes entre los 530 habitantes. Y quizás, alguno de estos niños conserve, como Antonio, el recuerdo de la persona que le mostró, por primera vez, estos juegos electrónicos que ahora compiten por su preferencia.

Leer 81 veces